Qué fregadero elegir

El fregadero, también llamado pila de fregar, pileta de cocina o chava, en países como Argentina, Paraguay y Uruguay, es un elemento indispensable de las cocinas. La elección dependerá, en gran medida, del uso previsto (doméstico o profesional), así como del espacio y presupuesto disponibles. Además, es importante tener en cuenta la localización de las tuberías para los grifos y los desagües. El estilo y el acabado del fregadero también pueden influir en su elección.

Esta guía ha sido elaborada para ayudarle a elegir el fregadero de uso residencial más ideal para su hogar. Los fregaderos de uso profesional no se contemplan en esta guía. Si está buscando un fregadero para dicho uso, le recomendamos consultar las reglamentaciones locales del lugar en el que se encuentra, pues éstas suelen variar entre países.

Ver fregaderos

  • ¿Cómo elegir el fregadero ideal para su cocina?

    En esta guía se analizarán los criterios más importantes para elegir el fregadero más ideal, a saber: la elección del material, el tipo de instalación, el número de cubetas, la forma del fregadero, y las ventajas de los fregaderos con y sin escurridor.

    Criterios de elección:

    • Materiales de fabricación
    • Instalación
    • Número de cubetas
    • Forma
    • Con o sin escurridor
  • ¿Qué material escoger para un fregadero?

    La mayoría de fregaderos están fabricados en acero inoxidable, en materiales compuestos, en cerámica y en piedra natural. Cada material tiene sus ventajas. Conocerlas le ayudará a elegir correctamente.

    El acero inoxidable es ligero, resistente a las manchas y fácil de limpiar, pero está sujeto a rayones y pequeñas deformaciones. Algunos tipos de acero inoxidable tienen propiedades que proporcionan mayor resistencia contra los rayones, son comercializados con diferentes espesores y pueden tener un acabado texturizado que prolonga su vida útil.

    Los fregaderos en material compuesto y resina están disponibles en una gran variedad de colores, formas y acabados. Por lo general, son resistentes al calor, a los rayones y a los impactos. Son fáciles de limpiar, pero con el tiempo pueden presentar manchas. Los materiales de alta gama más utilizados para los compuestos de piedra son el granito y el cuarzo. Algunas están constituidos por 80% de piedra y 20% de resina, lo que se traduce en un acabado de gran belleza y durable.

    Tanto la cerámica como la piedra natural son muy resistentes a las altas temperaturas, los rayones y las manchas. Son muy demandados por su durabilidad y de lo más utilizados en las cocinas tradicionales. A pesar de ello, la cerámica y la piedra natural son materiales más pesados y tienen menos capacidad de absorber los impactos que otros materiales. El acabado de la cerámica puede descascarillarse y determinadas piedras pueden necesitar tratamientos específicos, principalmente de impermeabilización para evitar que se dañen.

    Fregadero en material compuesto MARMORIN

    Fregadero en material compuesto MARMORIN

    Fregadero de cerámica SIMAS

    Fregadero de cerámica SIMAS

    Fregadero de acero DADA

    Fregadero de acero DADA

  • ¿Qué tipo de instalación elegir para un fregadero?

    El tipo de instalación es un factor que podrá influir significativamente en su elección. Sin entrar en detalles sobre cómo instalar el fregadero, a continuación presentamos la información más pertinente sobre los diferentes fregaderos en función del tipo instalación:

    Los más comunes son los fregaderos encastrados. Se insertan en un agujero cortado para este propósito en la encimera y su borde descansa sobre ésta, ocultando las imperfecciones del recorte.

    Los fregaderos bajo encimera son muy similares a los primeros, pero se colocan con el borde por debajo de la superficie de la encimera. Estas pilas ocupan menos espacio, pues no restan ni un centímetro a la zona de trabajo y son más fáciles de limpiar, dado que no tienen juntas. Para un resultado perfecto, es indispensable que el recorte realizado en la encimera sea absolutamente preciso, cuyas dimensiones se ajusten perfectamente a las paredes de la cubeta. Son modelos ideales para cocinas de diseño minimalista.

    Los fregaderos de estilo rústico están montados en la parte superior de un armario y quedan parcialmente encastrados en la encimera, con la parte frontal visible. Asegúrese de que el armario que le servirá de base tenga las dimensiones adecuadas para que el fregadero esté bien apoyado y a la altura correcta. Estos fregaderos suelen tener una cubeta amplia y profunda, y se integran armoniosamente en las cocinas tradicionales o rústicas.

    Existen otros tipos menos comunes, como los fregaderos sobre encimera, los fregaderos con base y los fregaderos integrados. Estos últimos son más higiénicos y fáciles de limpiar debido a la ausencia de juntas, donde puede acumularse suciedad. Se pueden hacer a medida en acero soldado o en materiales compuestos, como el corian.

    Fregadero incorporado MUNDILITE

    Fregadero encastrado MUNDILITE

     Fregadero bajo encimera ZECCHINON

    Fregadero bajo encimera ZECCHINON

    Fregadero de estilo rústico HERBEAU

    Fregadero de estilo rústico HERBEAU

  • ¿Qué hay que considerar al elegir el número de cubetas?

    Fregadero de 2 cubetas OFFICINE GULLO

    Fregadero de 2 cubetas OFFICINE GULLO

    La elección del número y las dimensiones de las cubetas (o senos) dependerá principalmente del tamaño de la encimera, así como del espacio disponible debajo para la profundidad del fregadero y las tuberías. La frecuencia y el uso previsto constituye otro criterio indispensable. Por ejemplo, si prevé lavar ollas grandes o grandes cantidades de platos, le recomendamos optar por un fregadero con una pila más grande y profunda, y posiblemente con un escurridor.

    Los fregaderos de doble cubeta pueden tener diversas configuraciones: dos cubetas idénticas, una más grande y otra más pequeña, dos cubetas completamente separadas o con una separación a media altura. Estos últimos ofrecen mayor facilidad para lavar platos y otros utensilios voluminosos. Si tiene una cocina espaciosa, podrá optar por un fregadero con dos cubetas grandes para una mayor comodidad. Si, por el contrario, dispone de poco espacio, los fregaderos con una cubeta grande y otra pequeña constituye una buena alternativa.

    Los fregaderos de una cubeta están disponibles en una amplia variedad de tamaños y formas. Son la mejor opción cuando dispone de poco espacio o cocina de manera ocasional. Para lavar utensilios de cocina más grandes, un fregadero con una sola cubeta grande es mejor que dos cubetas pequeñas.

    Los accesorios modulares que caben en los fregaderos son una solución cada vez más extendida, pues permiten optimizar el espacio. Entre los diversos accesorios disponibles están las tablas de cortar, las tapas de fregadero y los cestos escurridores.

  • ¿Qué forma de fregadero elegir?

    Elegir la forma adecuada para el fregadero puede facilitar algunas tareas. La configuración de la cocina y de la encimera pueden guiarle a elegir la forma que mejor se adapte a sus necesidades.

    Fregadero de esquina ALPES INOX

    Fregadero de esquina ALPES INOX

    Los fregaderos rectangulares son los más comunes y están disponibles en una amplia gama de tamaños y configuraciones, por ejemplo, con dos cubetas y/o escurridor integrado.

    Los fregaderos de esquina, o angulares, permiten aprovechar el espacio de las esquinas, especialmente en las cocinas con forma de L y U. Al igual que pasa con los modelos rectangulares, existen en distintas configuraciones.

    Los fregaderos redondos y cuadrados suelen estar formados por una sola cubeta que no cuenta con escurridor, por lo que son ideales para cocinas pequeñas.

    La forma del fregadero incide en la facilidad o dificultad para limpiar, por lo que es recomendable tenerlo en cuenta antes de adquirir uno. A saber, los fregaderos rectangulares y cuadrados, si bien están cada vez más de moda, sobre todo en las cocinas minimalistas, resultan más difíciles de limpiar por sus ángulos de 90° en comparación con los bordes curvos de los fregaderos redondos. Por su parte, estos últimos son menos prácticos para limpiar utensilios de tamaño grande.

  • ¿Por qué elegir un fregadero con escurridor?

    Fregadero SANINDUSA

    Fregadero SANINDUSA

    Los fregaderos con escurridor permiten dejar secar la vajilla al aire libre, evitando que el agua se acumule en la propia encimera, ya que el escurridor tiene una ligera inclinación que la dirige hacia la cubeta. Estos modelos deben priorizarse cuando el material de la encimera es delicado. Como desventaja, ocupan más espacio y son menos versátiles en su uso que los fregadero con escurridor extraíble.

    Si prefiere un acabado minimalista, los fregaderos sin escurridor integrado son la mejor opción. Ocupan menos espacio y resaltan la pieza. Actualmente, es posible adaptar escurridores extraíbles en modelos que no lo integran en un inicio. Se erige como una solución práctica para escurrir los utensilios y que no ocupa espacio en la encimera.

    También hay fregaderos poco profundos diseñados para escurrir los platos, lavar y preparar la comida, que se encastran o se fijan a la encimera.

Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *