Qué chimenea elegir

Optar por una chimenea u otra dependerá de varios factores: la posición, el estilo, el material de acabado y el tipo de combustible utilizado. Las chimeneas se utilizan para caldear habitaciones y, en algunos casos, para calentar alimentos. En el mercado actual existen chimeneas que se adaptan a los interiores, estilos y necesidades más variados. La clave es saber elegir la chimenea más idónea para el espacio en que se instalará y así poder disfrutar al máximo de la calidez del fuego.
Algunas chimeneas requieren la intervención de un profesional y mantenimiento regular; si bien, valen la pena. Existe hoy una amplia gama de materiales y diseños.

Ver chimeneas

  • ¿Instalar una chimenea? ¿Dónde y por qué?

    La instalación de una chimenea vendrá motivada seguramente por alguna de las siguientes tres razones: por el placer del fuego de chimenea, para ambientar una velada entre amigos o como complemento o sustitución de un sistema de calefacción tradicional.

    Respecto de las superficies que haya que caldear, será importante tener en cuenta ciertos parámetros, como el aislamiento, la altitud, la región, el acristalamiento y el revestimiento del suelo, etc. El cálculo de la potencia en relación con la superficie es el mismo que el de las estufas de leña: 1 kW de potencia para una superficie de 10 m²

    Chimenea de gas Bespoke Fireplace Designs

    Las chimeneas que permiten ver el fuego con claridad serán la mejor opción cuando la instalación se haga por el simple placer del fuego de chimenea. Un modelo con vidrio, por ejemplo. En este caso, no se necesitará una chimenea demasiado grande.

    Cuando la chimenea se vaya a utilizar como sistema de calefacción complementario, tendrá más sentido utilizar leña en lugar de combustible —además de ser más barato—. En los casos en los que el presupuesto no sea limitativo, el combustible será la mejor idea, sobre todo porque la chimenea probablemente solo se utilizará durante el invierno.

    Si se decide caldear una habitación exclusivamente con chimenea, habrá que atender a la mejor relación calidad-precio. Como ya se ha dicho, la madera es el combustible más barato del mercado. Asimismo, los cortes de electricidad no representarán un problema cuando se disponga de una chimenea de leña.

    Sea cual fuere el motivo por el que se elija una chimenea, nunca podrá sustituir las unidades de calefacción central ni tampoco distribuir el calor a todas las habitaciones de la vivienda. El fuego de chimenea requiere tiempo y trabajo al ser necesario ir a buscar la leña, almacenarla e ir añadiéndola al fuego con regularidad.

    Chimenea de leña Focus

    Por otra parte, la madera huele mejor que otros combustibles y todo el mundo estará de acuerdo en que una cena a dos es más romántica al lado del fuego. Se aconseja consultar con un arquitecto o albañil antes de instalar una chimenea como unidad de calefacción principal. Los profesionales de la calefacción de leña también conocen la normativa vigente y ayudarán a alcanzar el equilibrio térmico adecuado. La reglamentación cambia con bastante regularidad y difiere de un país a otro. Los profesionales especializados serán el mejor aliado.

    A título informativo, en 2018, Montreal prohibió la utilización de chimeneas de leña y estufas que emitieran más de 2,5 gramos de partículas finas por hora. Reino Unido consideró que la combustión de materiales como la leña y el carbón en chimeneas abiertas y estufas contribuía a la contaminación por partículas. Esto dio lugar a una nueva reglamentación. Al otro lado del charco, según algunos neoyorquinos, las chimeneas son contaminantes e ineficientes. Consideran que aunque el fuego huele bien, su humo puede causar enfermedades, tener un impacto en el torrente sanguíneo y llegar a provocar ataques cardíacos u otros problemas de salud. La verdad es que la mayoría de las chimeneas no se utilizan con la suficiente frecuencia como para representar un peligro real para el medio ambiente o la salud.

  • ¿De qué tecnologías puede estar dotada una chimenea?

    Chimenea de bioetanol Planika

    En caso de no disponer de un conducto de humos ni de una toma de aire exterior y de no existir la posibilidad de instalarlos —algo que puede ocurrir sobre todo en apartamentos—, no será posible instalar una chimenea convencional. En tal caso, se podrá optar por una chimenea de bioetanol o una chimenea eléctrica.

    Cuando se prefiera la leña en bruto, se podrá elegir una chimenea abierta, con un rendimiento de entre el 10 y el 15 % , a diferencia de las chimeneas cerradas, que ofrecen un rendimiento de más del 70 % con leña, del 90 % con pellets y de más del 90 % con gas. Además de la madera, el gas y bioetanol, existe también la opción eléctrica.

    Chimenea eléctrica Heatilator

    • Chimeneas de leña:más eficientes si están equipada con un sistema de combustión dual: los gases liberados por el fuego se vuelven a quemar para una combustión completa, lo que libera más calor utilizando la misma cantidad leña —eficiencia de más del 75 %—, al tiempo que limita las emisiones contaminantes.
    • Chimeneas de gas: se trata de chimeneas conectadas a un conducto y alimentadas por gas. Estas chimeneas no se integran en la pared, como es el caso de las chimeneas de leña. Muchos fabricantes ofrecen chimeneas de gas que imitan a las chimeneas convencionales.
    • Chimeneas de bioetanol: contribuyen a reducir las facturas de electricidad en invierno y son portátil, se calientan rápido, requieren poco mantenimiento, son eficiente y no requieren la intervención de un profesional para su instalación. Además, evitan pérdidas de calor, humos u olores.
    • Chimeneas eléctricas: son dispositivos que, además de caldear la habitación, añade un toque de diseño con su llama, que imita a la del fuego del leña. Son seguras ya que no emiten humos ni gases tóxicos. Asimismo, no requieren ningún mantenimiento especial.
  • ¿Qué tipos de hogares existen?

    Aunque la tendencia hoy son las chimeneas con llama abierta situadas en el centro de la vivienda como símbolo de reunión, también están muy de moda las chimeneas ecológicas, que se caracterizan por su eficiencia, su seguridad y su facilidad de uso. El uso de la chimenea determinará el tipo de chimenea más idóneo.

    Chimenea con hogar cerrado Rüegg Cheminée Schweiz

    Las chimeneas con hogar cerrado se centran en la calefacción. Calientan casi diez veces más que las chimeneas y reducen la necesidad de leña a una cuarta parte. Del mismo modo, el fuego dura tres veces más y no hay escape de humos. Tampoco salida de polvo o ceniza. En algunos países, este tipo de calefacción da lugar a bonificaciones fiscales. Sin embargo, a pesar de la buena distribución del calor, de las ventajas de la doble combustión y del aislamiento de los dispositivos, el mantenimiento resulta costoso en términos de tiempo y dinero y la sustitución de la chimenea implica tener que derribar la antigua.

    Chimenea con hogar abierto Boley

    Las chimeneas con hogar abierto se suelen encastrar en la pared. Con fines mayormente decorativos, no liberan demasiado calor y tampoco se caracterizan por ser económicas y respetuosas con el medioambiente. Si bien, el fuego que producen y el aroma a leña que desprenden resultan muy agradables en invierno. Pero en lugar de calentar la casa, crearán más bien corrientes de aire.

    Las chimeneas con hogar abierto están conectadas al exterior a través de un conducto de mampostería por el que sale el humo. Cuanto más alto sea el conducto, mayor será la succión de aire: esto es lo que condiciona el «tiro».

    De ahí que sean sobre todo decorativas. La eficiencia de las chimeneas abiertas es muy baja: no supera el 15 % . En comparación con los modernos electrodomésticos disponibles hoy en el mercado que pueden alcanzar un rendimiento de un 80 % , las chimeneas abiertas consumen mucha energía para obtener un resultado menos convincente. De hecho, para sentir el calor, habrá que estar cerca del fuego.

    Los inserts se adaptan a las chimeneas existentes. Pueden ser rectangulares y son a menudo más pequeños que las chimeneas con hogar cerrado, además de no tener campana —parte prominente en forma de cúpula por encima de la cámara de combustión—. El inserto para chimenea se puede utilizar para un proyecto de renovación o en una vivienda de obra nueva.

    A diferencia de las chimeneas con hogar cerrado, el aire caliente del inserto sale por la cara frontal, a menudo propulsado por una turbina situada en la parte inferior del dispositivo. El aire de la habitación se aspira y circula dentro de una segunda carcasa alrededor de la unidad calefactora y se canaliza por la rejilla de la parte superior de la unidad.

    De hierro fundido o acero, los insertos son una versión más rústica de la chimenea con hogar cerrado, siendo su función principal es calentar, sin preocuparse por la estética. Los insertos ofrecen características interesantes, como el sistema de «cristal limpio»  , la tecnología de combustión  dual —se queman los gases residuales para optimizar la combustión y conseguir una eficiencia de más del 70 % — y también la visión bilateral del fuego.

Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *