El salón online de la arquitectura y el diseño

Qué parquet elegir

La elección del parquet necesitará una reflexión previa para que sea lo más acertada posible. Primero habrá que decidir entre parquet macizo o parquet multicapa, y luego elegir el tipo de acabado. Esta guía ofrece algunos consejos adicionales para la instalación del parquet en función de la estancia, además de trucos y consejos de mantenimiento, y también presenta las últimas tendencias de este mercado.
El parquet es el revestimiento perfecto: noble, cálido e intemporal. Sigue siendo tendencia tanto en casas antiguas como modernas.
Esta guía distingue entre parquet macizo y parquet multicapa.

Ver parquets

  • ¿Cuántos tipos de parquets existen?

    En ArchiExpo, el parquet se declina en parquet macizo y parquet multicapa.  El parquet macizo es el más antiguo y clásico, y su precio es bastante superior el del parquet multicapa. Consejos a la hora de elegir el parquet:

    • Parquet macizo: este parquet está compuesto por tablas fabricadas íntegramente con madera maciza que se entrelazan mediante un sistema de ranuras. Puede pegarse o clavarse, pero no podrá ser nunca flotante. El parquet macizo existe en muchos tipos de madera: roble, fresno, abedul, haya, nogal, arce, teca, wengué, etc. El espesor de la madera varía entre 12 y 23 mm. Es más caro, aunque también más duradero. Para un aspecto renovado, bastará con lijarlo y aplicar una mano de acabado. Algunos parquets de madera maciza pueden durar más de 100 años.

      Suelo de parquet macizo Castro Wood Floors

    • Parquet multicapa: el parquet multicapa se compone de tres capas con un espesor total de 10 a 15 mm. Son los fabricantes quienes ensamblan dichas capas para formar piezas individuales, listas para instalarse. La capa base está formada por fibras de madera de alta calidad. La capa intermedia suele ser de fibras de madera o de madera laminada, sirve para estabilizar y es económica. La capa noble, o capa de uso, debe tener un grosor mínimo de 2,5 mm y ser de roble o madera maciza. Cuanto más gruesa sea la capa de uso, más duradero será el parquet, ya que con cada lijado se pierde 1 mm de material. Por tanto, una capa de uso con un grosor de 2,5 mm podrá lijarse dos veces como máximo.

      Parquet multicapa Castro Wood Floors

    La apariencia del parquet multicapa es similar a la del parquet macizo en el sentido de que solo se aprecia la capa superior de madera noble.  Tanto los parquets macizos como los parquets multicapa pueden ser renovados. Por otro lado, el parquet multicapa sólo se puede renovar dos veces si la capa de uso es de 2,5 mm.  La versión multicapa se desarrolló en los años 80 y popularizó el uso del parquet a todos los niveles.

    No deben confundirse los parquets multicapa con los suelos laminados, con una capa de uso barnizada o fabricada con madera de imitación. En ArchiExpo existen otros tipos de suelos que imitan al parquet, que componen otra categoría denominada «suelo laminado».

  • ¿Qué acabado elegir para el parquet?

    Los parquets macizos y multicapa están disponibles en muchos acabados: tradicional, barnizado, etc. Las tablas de madera dura pueden presentarse en bruto o preacabadas. Las tablas en bruto deben ser instaladas por un profesional. El acabado se realiza una vez colocado el parquet. Las tablas preacabadas ya han sido teñidas o recubiertas con una mano de barniz, lo que le ofrece una buena visión del resultado final. El acabado in situ permitirá darle al parquet un acabado personalizado atendiendo a las manchas y al brillo. Por lo general, el instalador de parquet lija el suelo sin barnizar una vez instalado. A continuación, aplica el barniz sobre todas las tablas a la vez para lograr una mayor homogeneidad.

    • Encerado: el acabado encerado se suele asociar con el parquet macizo en bruto. Tras lijar la madera, se encera para darle una cálida pátina al parquet. Este tipo de acabado requiere mucho cuidado y la cera no protege contra las manchas o el agua. No obstante, es el preferido por los puristas del parquet.

      Parquet encerado LEMMA PAVIMENTI ARTIGIANALI

    • Aceitado: el acabado aceitado se consigue en fábrica, dando como mínimo dos finas manos de aceite a las tablas. Este tipo de acabado se recomienda para estancias húmedas y muy transitadas.
    • Barnizado: el acabado barnizado consiste en aplicar varias capas de barniz o agente vitrificante sobre las tablas para conseguir una fina película que repele la humedad y las manchas. Este acabado facilita mucho el cuidado. Desde un punto de vista estético, puede obtenerse un barnizado con un tono de color sutil, mate, brillante o satinado. Además, es económico y muy resistente. Aporta un toque moderno y contemporáneo al parquet.

      Parquet con acabado barnizado CORA’DOMENICO & FIGLI

    • Blanqueado:  el acabado blanqueado se obtiene a través de la decoloración de la madera hasta alcanzar un tono blanquecino. El blanqueamiento permite acentuar y realzar las vetas de las tablas. El parquet blanqueado da mucha luz a los interiores modernos.
    • Teñido:  el acabado teñido modifica el tono del parquet. Algunas de las opciones son el gris y el negro. Este acabado se aplica a menudo en el proceso de renovación.
    • Cepillado: el acabado cepillado se consigue cepillando el parquet, encalando después el veteado y fijándolo con dos capas de barniz para realzar el grano de la madera. Este acabado es muy popular al aportar un toque decorativo único.
    • Tablas biseladas:  las tablas biseladas son muy comunes en suelos laminados y dan un aspecto más natural. Vienen biseladas en todas sus caras. Es un acabado muy popular y sólo se consigue en fábrica.
    • Cubierta de barco: el acabado cubierta del barco es uno de los más de moda para los baños y cocinas actuales. El espacio entre las tablas se rellena con masilla, lo que confiere al suelo el aspecto de una auténtica cubierta de barco.
  • ¿Un parquet para cada estancia?

    El parquet puede utilizarse en cualquier estancia; sin embargo, habrá que prestar atención a la naturaleza de cada una. Las habitaciones muy transitadas, como el salón o la cocina, requieren una madera más resistente y un cuidado frecuente.

    La cocina es un espacio delicado y transitado en el que se arrastran sillas o caen al suelo utensilios pesados o grasa, por ejemplo. Por ello, resulta necesario limpiarlo con frecuencia. Siempre se puede optar por un parquet macizo o multicapa, pero será importante mantenerlos en buen estado. Las manchas pueden incrustarse en el parquet macizo, lo que implicaría tener que repararlo o sustituirlo.

    El cuarto de baño es una habitación húmeda en el que no suele haber demasiados objetos. Su suelo requiere una limpieza frecuente con productos específicos En caso de querer instalar un suelo de parquet en el baño, será más conveniente optar por especies de madera exótica y el encolado como procedimiento de fijación.

  • ¿Cómo cuidar correctamente un suelo de parquet?

    El cuidado es el mismo para los suelos de parquet macizo y multicapa. Se puede utilizar aspiradora o una mopa de microfibra. Cabe señalar que el agua puede deteriorar la madera. Por consiguiente, la mopa deberá humedecerse y escurrirse bien antes de empezar a limpiar. El jabón negro puede utilizarse con cualquier tipo de parquet, salvo con los parquets aceitados, que necesitan un producto de limpieza específico.

  • ¿Cuáles son las tendencias de decoración actuales?

    La tendencia actual es la vuelta a los orígenes: los suelos de parquet con irregularidades —nudos y rugosidades—, antes considerados defectos, están muy de moda hoy. Los suelos de parquet blanqueados, grises o muy oscuros son tendencia, al igual que las tablas anchas y largas a la antigua. Los suelos aceitados, cada vez más populares, están disponibles ahora en muchos más colores. Asimismo, los suelos de parquet con motivos son igualmente atractivos.

Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *