El salón online de la arquitectura y el diseño

Qué radiador eléctrico elegir

Los radiadores son sistemas de calefacción eléctricos, de agua caliente o de gas. La mayoría de ellos están montados en la pared, pero también existen radiadores móviles. Dependiendo del tipo de radiador, el calor se transmite por conducción, convección y/o radiación. Algunos dispositivos combinan dos tipos de distribución: convección y radiación. Esta guía aborda los radiadores eléctricos, desde los convectores básicos hasta los acumuladores más modernos.

Para elegir el radiador más adecuado, se deberá tener el cuenta el volumen de la estancia y el presupuesto disponible ya que las diferencias de precio pueden ser significativas de un tipo de radiador a otro. Del mismo modo, será necesario determinar el uso que se hará de ellos. Para calentar una habitación rápido será preferible un radiador de infrarrojos, mientras que para un calor suave y regular será más aconsejable utilizar un acumulador o un radiador inercial. El diseño del radiador puede influir igualmente en la elección final. Existen radiadores con diseños muy limpios, que casi se pueden considerar obras de arte.

Ver radiadores eléctricos

  • ¿Cómo elegir un radiador eléctrico?

    Radiador eléctrico moderno Antrax IT

    Los radiadores se pueden colocar en cualquier habitación, aunque algunos se han diseñado para un uso específico. Es el caso de los radiadores toalleros, que se utilizan en el baño y la cocina. Será necesario plantearse algunas preguntas antes de elegir un radiador eléctrico:

    • ¿Cuál será el tiempo de funcionamiento del radiador?
    • ¿A qué hora del día y con qué tarifa?
    • ¿Radiador inercial o con panel radiante?

    Para un consumo más responsable, se recomienda reducir la intensidad de la calefacción cuando no haya nadie en la vivienda. El tiempo de presencia o ausencia en la vivienda determinarán el tipo de radiador y su configuración. En las siguientes secciones se describen las diferentes tecnologías para contribuir en que la elección sea la más acertada.

  • ¿De qué tecnologías puede estar dotado un radiador eléctrico?

    Los radiadores eléctricos están disponibles en una amplia gama de materiales, cada uno con características diferentes. Para un calor suave y regular, será más idóneo un radiador de un material que ofrezca una buena inercia —hierro fundido, vidrio, piedra—, mientras que para un aumento rápido de la temperatura, el acero o el acero inoxidable serán más apropiados. Los radiadores eléctricos pueden utilizar diferentes tecnologías, que se declinan en convectores, paneles radiantes, inercia de fluidos, inercia seca y calor suave, por ejemplo.

    • Convectores: es el radiador eléctrico más común. Como su nombre indica, el convector eléctrico funciona según el principio de convección, lo que significa que el aire entra por la parte inferior del dispositivo, se calienta gracias a la resistencia eléctrica y luego sale por la parte superior. El aire caliente es menos denso que el aire frío, por lo que sube de manera natural para dar lugar a una continuidad calorífica. Una de las ventajas de los convectores es su precio, bastante asequible, sobre todo cuando se trata de realizar la instalación completa en una vivienda nueva. El calor se distribuye rápidamente en la habitación ya que la resistencia eléctrica no tarda mucho en alcanzar la temperatura adecuada para calentar el aire.
    • Paneles radiantes: irradian un calor suave. Su principio es simple: producen calor en forma de radiación infrarroja que se transfiere a través de una rejilla o de una placa lisa. Su ventaja es que no mueven el polvo y, por tanto, no se desprenden olores, además de no hacer ruido ni ennegrecer las paredes.
    • Radiadores inerciales: desprenden un calor uniformemente y son tan cómodos como los sistemas de calefacción central. Existen diferentes modelos: de inercia de fluidos, de hierro fundido, de cerámica o de aluminio, con diferentes acabados delanteros. Los radiadores con bloque de aluminio calientan más rápido, mientras que los bloques de hierro fundido almacenan el calor durante más tiempo.
  • ¿Una tecnología para cada estancia?

    Radiador eléctrico de baño DELTACALOR

    Para elegir el radiador más adecuado, habrá que atender a las particularidades y la intensidad de uso de cada habitación.

    • Las estancias muy solicitadas requieren un buen confort térmico.
    • Por el contrario, las zonas de paso o las habitaciones menos utilizadas necesitarán de una intensidad de calefacción inferior.
    • Los baños presentan necesidades específicas, entre las que se encuentran los radiadores toalleros, y requieren un nivel de calefacción superior al de cualquier otra estancia de la vivienda.

    Los radiadores inerciales son perfectos para el salón y ofrecen el máximo confort. Cuando se trate de estancias grandes, serán necesarios dos radiadores de potencia media en lugar de un radiador de alta potencia.

  • ¿Cómo calcular la potencia de un radiador eléctrico?

    En primer lugar, habrá que atender al volumen de la habitación en m3 —largo x ancho x alto—. Se necesitará una potencia de 40 vatios/m3. Esta cifra solo podrá aplicarse a una vivienda que presente un buen aislamiento.

    Con un aislamiento deficiente en techos, paredes y carpintería, los sistemas de calefacción de mayor potencia serán una solución a corto plazo, aunque tarde o temprano habrá que prever obras de acondicionamiento.

    Si lo que se desea es ahorrar, las soluciones de calefacción adaptadas a cada habitación serán la mejor opción. Poder programar los radiadores de acuerdo con el estilo de vida es una gran ventaja.
    En este sentido, existen interfaces únicas que permiten controlar todos los dispositivos al mismo tiempo, o cada dispositivo por separado.
    Algunos radiadores están equipados con detectores de apertura de puertas o ventanas. Si el radiador detecta una caída repentina de la temperatura en la estancia, para ventilarla, por ejemplo, el dispositivo se se apaga o cambia al modo ecológico.

  • ¿Qué radiador escoger en función de la decoración?

    Radiador de hormigón heat style LINHART

    Los radiadores se están convirtiendo cada vez más en accesorios de decoración. Se declinan en bajos, altos, horizontales, verticales y de zócalo. Para espacios limitados existen los radiadores de columna. Asimismo, los radiadores de colores son muy populares hoy. La refinada estética de los modelos con paneles de cristal o piedra llama igualmente mucho la atención.

    Las nuevas tendencias incluyen: radiadores vintage, con efecto hormigón, radiadores verticales con superficie plana, radiadores con mando a distancia, radiadores purificadores de aire, radiadores de  espejo , radiadores con lámpara de noche —ideales para habitaciones infantiles—, radiadores de zócalo potentes y radiadores eléctricos conectados.

Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *